Michael Jackson y lo inconcluso…

Aunque suene paradójico, pocas cosas impactan tanto nuestra vida como la muerte. Bien sea por su cercanía, sus circunstancias o la noción de justicia o injusticia que pueda tener implícita, el hecho de percibirla cerca genera estremecimientos y reflexiones que quizá no se alcanzarían de otra forma. Por eso, en días en los que en el mundo no se habla de otra cosa, aprovecho para compartir con ustedes algunas ideas.

Nosotros, los nacidos en plena mitad de la famosa década de los 80’s, no habíamos experimentado la pérdida de un icono musical cuya trayectoria nos hubiera acompañado desde la infancia. Lo que para los nacidos en los 50’s fue la muerte de Elvis Presley, para los del 60 la de John Lennon o para los del 70 la de Freddy Mercury, lo es hoy para nosotros la partida del gran Michael Jackson. Todas ellas, con la oscura e implícita coincidencia de dejar la sensación de haberse presentado antes de tiempo, robándonos mucho del talento que sin duda ellos hubieran podido ofrecernos.

Nosotros, acostumbrados a ver sus increíbles coreografías, sus majestuosos videos, su asombrosa puesta en escena y su gran vitalidad, vimos como a poco el gran vocalista y bailarín sucumbía ante un incompasivo ataque mediático del cual su carrera nunca se recuperaría. Vaya uno a saber si en realidad fue culpable o inocente (juicio que no nos corresponde a nosotros ni a ninguno de los medios que aumentó exponencialmente sus arcas fomentando el escándalo), de lo que no hay duda es que debía estar obsesionado por la idea de recuperar su trono, de volver a ser quién fue en algún momento y recobrar el lugar que habría de inmortalizarlo.

Así las cosas, estamos frente al que puede ser el mayor ejemplo de la historia contemporánea de lo que pudo haber sido y no fue. La maldita paradoja que entristece nuestras vidas una y otra vez magnificada a niveles maquiavélicos. Cuando imaginábamos que volveríamos a verlo en un escenario después de más años que los que cualquiera hubiera imaginado, en una temporada de conciertos que estaba a sólo días de comenzar y en la que se buscaba recuperar la majestuosidad y el éxito de antaño, el destino volvió a hacernos uno de sus amagues burlescos y nos dejó con las ganas de ver el gran regreso del Rey.

Jackson, el ídolo, la leyenda, referente obligado para todo aquel que se precie de admirar la buena música, más allá de fonsecas y perreos, con un talento admirable pero una vida alejada de la tranquilidad y la felicidad de disfrutar los frutos cosechados. La vida le negó la oportunidad en el preciso momento en que se preparaba y afinaba los preparativos para su reivindicación. Otra oportunidad a la que la vida le dice que no…

Sólo hasta ahora, y de la forma aparentemente más absurda, logró encontrar su tranquilidad dejando de pagar su mayor pecado: tener el talento suficiente para marcar generaciones, constituir un hito en la historia de la música e inmortalizarse como pocos artistas lo han logrado. Paz para tu alma Michael, sin duda hiciste mucho más que los que pretendieron acabar contigo y tu legado perdurará mientras exista un humano con vida en este planeta. Descansa tranquilo, King in the mirror…

~ por mauricio8502 en junio 27, 2009.

Una respuesta to “Michael Jackson y lo inconcluso…”

  1. Mauro, sintetizaste el sentir de quienes tuvimos la oportunidad de crecer en una época en donde este artista le regalo al mundo
    su talento. Paz en la tumba de Michael y un eterno y
    bienaventurada tranquilidad para su alma, aquella que seguramente en vida busco pero que tan solo tras el silencio del sepulcro pudo encontrar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: